The Web RaulParraServa.com
connect with Raul Parra on Facebook Follow Raul Parra on Twitter Link In with Raul Parra Serva Follow me on youtube

Raúl Parra Serva

Regresar
Caracas, lunes 26 de abril, 1999

Opinión

En el Abismo de la Incertidumbre

RAUL PARRA-SERVA

En fecha reciente, en un ciclo de charlas realizado en Cedice y dictado por mi dilecto amigo y profesor por siempre Emeterio Gómez, sobre La constituyente y el modelo económico, se pudo observar entre la numerosa concurrencia, la sensación de perplejidad y duda frente al proceso constituyente, configurándose una constante y, hoy, un modo de actuación social, que formaliza un complejo cuadro económico y político, cuya variable explicativa se materializa a través de la visión y el discurso presidencial. El presidente Chávez, con algunos aciertos en el diagnóstico sobre las reformas políticas, pero absolutamente equivocado en la terapéutica, termina siendo la negación de tan necesarios cambios, objetivamente, porque no tiene en su argumentación criterio alguno sobre el tipo de sociedad y sobre qué Constitución finalmente debemos darnos, que nos permita insertarnos, con éxito, en la globalización. Además, carece de un programa económico sobre el cual sustentar el desarrollo, con carácter permanente, del país y de sus instituciones.

El equipo de gobierno cuya dirección ejerce el presidente Chávez, necesita de un plan de acción, que no tiene y probablemente no tendrá, puesto que para ello se requiere de la cabal comprensión acerca, del porqué de la no volatilidad y desigualdad de esta economía, y de lo que la globalización significa, con sus oportunidades y sus riesgos. Los cambios económicos, es decir, los cambios motores, suponen previamente ajustes y reformas estructurales.

Consolidar un programa de ajuste macroeconómico y de reformas estructurales exige un liderazgo serio, profundo, no clientelar, capaz de conciliar todos los intereses presentes en la sociedad, de persuadir y compensar eficientemente algunos grupos sociales, dado que las reformas siempre crean algunos perdedores en el corto plazo, no importa cuán importantes sean las ganancias netas para la sociedad, de capitalizar los períodos de luna de miel, de entender que cuando la reforma económica es vista en el largo plazo, el mayor desafío no es simplemente iniciar las nuevas políticas, sino mantenerlas y consolidarlas de forma de ganar credibilidad entre los agentes económicos.

Provocar el colapso económico e institucional sólo precisa que las reformas económicas sean retardadas por la presencia de incertidumbres o porque aun comprendiendo que todos podríamos ganar con la reforma, se esté consciente de la existencia de una lucha distributiva por los beneficios, y por ello de conflictos, sobre los cuales no se tenga capacidad de administración y resolución.

El presidente Chávez, con marcado desconocimiento de la Ciencia Económica, sigue creyendo que la economía real y los equilibrios macroeconómicos son asuntos de distintas esferas. Su visión privilegia una economía populista y proteccionista por sobre una economía de mercado, que garantice igualdad de oportunidades y reconocimiento del consumidor como el soberano.

Hoy, los alineamientos son más polarizados o fragmentados y los actores políticos afectos al Gobierno tienen fuertes incentivos para actuar en función de los intereses grupales o para recaer en convocatorias de tipo populista.

Venezuela clama por una oferta de cambio verdadero y pacífico destinado a reestructurar a fondo el conjunto del aparato productivo para orientarlo en función de sus ventajas comparativas, de una reforma del Estado que lo haga realmente eficiente y capaz de promover el crecimiento económico sostenido con baja tasa de inflación, de impulsar una economía de mercado altamente competitiva, de garantizar la seguridad jurídica, el sistema de seguridad social, el empleo, el salario real y el adecuado balance entre el Gobierno central y los estados.

La constituyente no tiene en sí los poderes de la alquimia y, el presidente Chávez no es poseedor de la piedra filosofal de la verdad.

Venezuela, frente al abismo, necesita dar el gran salto hacia la modernidad.

raul.parra7@cantv.net

Web Design and Development by Elite Group Developments
Part of De Oña Group. Copyright 2011. All Rights Reserved.